Portada del sitio > Campaña BDS > Boicot Académico > ¿Por qué un boicot a Israel?

Tríptico

¿Por qué un boicot a Israel?

Debemos impedir que Estados como Israel, que ocupa ilegalmente Palestina, siga violando el Derecho Internacional y los Derechos Humanos


Domingo 14 de julio de 2013, por RESCOP


Visitas: 5507 · Enviar la referencia de este documento por email enviar por email

Los boicots son un medio cívico para cambiar situaciones de injusticia y violencia institucional y avanzar hacia la justicia y la paz. Ante la pasividad de los gobiernos occidentales, incluyendo los de la Unión Europea, para modificar el ilegal comportamiento israelí, ha llegado la hora de hacer presión para aislar al régimen de ocupación y apartheid. Con el boicot a los productos israelíes mostramos nuestro rechazo a la ocupación sionista, apoyando a los palestinos en su liberación.

El boicot a los productos israelíes es una forma de:

  • Practicar la solidaridad con el pueblo palestino y apoyar concreta y efectivamente su lucha.
  • Atender al llamado de la sociedad civil palestina a favor de un boicot internacional a Israel.
  • Revelar y denunciar la verdadera naturaleza de las prácticas de ocupación y apartheid israelíes como pone de manifiesto la esquilmación del agua o la construcción de un Muro en Cisjordania.
  • Dar valor a los derechos humanos y la legislación internacional en Palestina.
  • Revelar la responsabilidad de la comunidad internacional en la impunidad israelí.
  • Posibilitar la participación individual en la solidaridad con el pueblo palestino.
  • Y, sobre todo, terminar con el apoyo internacional para el apartheid y la ocupación, ya que no pueden sobrevivir sin asistencia externa. Cancelar sus fuentes de apoyo económico y no económico constituye un método efectivo y no violento de resistencia y solidaridad.

El mundo empresarial israelí y el occidental deben convencerse de que continuar con la discriminación y la ocupación tiene un rechazo y un coste. Si la ocupación perjudica los negocios habrá un interés en acabar con ella. Del mismo modo que ocurrió en Sudáfrica.

El boicot a Israel es una campaña internacional organizada, impulsada por redes y plataformas europeas de organizaciones de solidaridad con Palestina y apoyada también tanto por grupos israelíes no sionistas como por palestinos. Los ciudadanos y ciudadanas de este país tenemos la capacidad de incidir políticamente en tanto que consumidores. Esto es poder y también responsabilidad.

¡No colabores con la ocupación y el apartheid en Palestina con tu consumo!

¡Presiona a tu Gobierno para que realice una política acorde con una paz justa en Palestina!

ALGUNOS MITOS SOBRE EL BOICOT

El boicot perjudica a personas inocentes y no a los gobiernos

Los boicots ciudadanos no han conducido históricamente a la ruina de las empresas o países, sino a un cambio de sus políticas. El boicot ciudadano contra Israel pretende presionar políticamente al Gobierno y a la sociedad israelí para que ponga fin a la opresión del pueblo palestino.

Los boicots destruyen puestos de trabajo

Históricamente tampoco ha sido así. Pero, en cualquier caso, no pueden anteponerse los puestos de trabajo a los derechos humanos.

El boicot perjudica al campo de la paz israelí

El boicot contra Israel cuenta con el apoyo de sectores progresistas y pacifistas no sionistas israelíes.

El comercio no tiene nada que ver con la política. Las empresas no son culpables de lo que haga su gobierno

El comercio sí tiene relación con la política, ¡y tanto!, y aún mas en los casos de colonialismo. Por un lado, la política regula y favorece determinados tipos de comercio, y, por otro, el comercio tiene mucha capacidad de presión y persuasión sobre la política y quienes la dirigen.

Un boicot es algo simbólico sin efectos reales

Esto es lo que nos quieren hacer creer los que no quieren que actuemos y son cómplices con la injusticia que se hace día a día en Palestina. Recuerda los casos de Nestlé, de la Shell y la plataforma del Mar del Norte, de La Caixa en Iraq, del Apartheid sudafricano o de Gandhi en la India.

No normalicemos la ocupación y el apartheid

Aceptando con normalidad las manifestaciones exteriores del Estado israelí estamos legitimando su política de ocupación, expulsión y discriminación y transmitiéndole un mensaje de impunidad e indiferencia.

La normalización internacional del Estado de Israel significa un aval para su política de expansión y colonización. No debemos permitirlo.

El boicot económico a los productos israelíes debe combinarse con otro tipo de presión: el boicot cultural, deportivo y académico y el aislamiento social. Israel debe ser expulsado de las competiciones deportivas internacionales, las organizaciones profesionales y académicas no deben cooperar con las asociaciones israelíes, hay que boicotear las conferencias y los actos culturales. Todo ello puede forzar a Israel a cambiar. Todos los sectores de la sociedad israelí deben percibir que la ocupación de Palestina no es ignorada ni vista con indiferencia por la sociedad civil internacional, y que no serán tratados con normalidad mientras perdure.

Recuerda...

El boicot contra el apartheid sudafricano fue iniciado por personas y grupos independientes. Creció lenta pero firmemente y al final se convirtió en un boicot total: económico, deportivo, cultural, académico y turístico. Sudáfrica fue obligada a cambiar. Israel puede seguir el mismo camino.

El único camino que tenemos para presionar a Israel es la protesta ciudadana internacional a través de todos los tipos de boicot.

El 729 en el código de barras

El 729 es el código EAN-13 que utilizan las empresas asociadas a la Israeli Barcode Association cuando codifican un producto. Por lo tanto, la cifra 729 debajo del código de barras indica que un artículo ha pasado por Israel en algún momento del proceso de producción o de distribución.

Caterpillar

Los bulldozers Caterpillar son utilitzados por el Ejército israelí para destruir casas, infraestructuras, invernaderos, cultivos e incluso a veces vidas humanas. Mas de 50.000 personas han quedado sin hogar por la acción de estos bulldozers. Caterpillar se beneficia de les ventas de equipos de destrucción de casas y medios de subsistencia palestinos. El distribuidor en exclusiva de Caterpillar en el Estado español es Finanzauto.

La Red Solidaria contra la Ocupación de Palestina es una coordinación de diferentes organizaciones de soidaridad con Palestina.

P.-S.

Más información:

http://www.nodo50.org/causapalestina/ http://www.bdsmovement.net/ http://www.bdscatalunya.org/ http://www.stopthewall.org/

Identificadores personales
Enlace hipertexto:

1 Firmas

Fecha Nombre
15 de abril de 2015 pierre site web
Red Solidaria contra la Ocupación de Palestina - RESCOP · causapalestina@gmail.com
SPIP | esqueleto | Firefox | Nodo50